Leptospirosis: La bacteria que tiene en alerta a los dueños de perros

En Australia, un especialista del Hospital Veterinario Collaroy Plateau emitió una alerta por redes sociales luego de que se conoció que un perro fue infectado con la bacteria que provoca la leptospirosis, una enfermedad que se podría evitar si la mascota tiene sus vacunas al día.

Esta es una infección de origen bacteriano, que se contagia entre animales o de animales a personas. En personas, el contagio más frecuente ocurre cuando se entra en contacto con agua o suelo contaminado.

¿Cómo se contagia?

En las mascotas ocurre por entrar en contacto con la orina de ratones, o en fuentes de agua dulce. Pero también se puede contagiar entre canes, con los olfateos, langüeteos y durante el período de celo.

En el caso de los humanos, esta es en una infección que tiene, por lo general, un buen pronóstico médico si es que se trata a tiempo. Pero en el caso de las mascotas, la situación es completamente diferente.

Síntomas

En los perros, esta infección se presenta con:

  • Fiebre
  • Dolor muscular y resistencia a moverse
  • Debilidad
  • Depresión
  • Vómitos
  • Pérdida del apetito
  • Tos
  • Secreción nasal
¿Cuándo se pone la vacuna?

Para esto es que las mascotas reciben las vacunas contra este patógeno. Si bien las vacunas que se colocan protegen contra los síntomas, eso no impide que las bacterias se contagien, solo que de forma asintomática.

Esta inyección es colocada entre las 11 y 13 semanas de vida de los cachorros, y luego se fija una fecha para colocar refuerzos cuando el perro tenga 15 a 17 semanas de vida.

La leptospirosis en un can es frecuentemente fatal, porque es una infección que puede provocar insuficiencia multiorgánica. Los riñones y las lesiones renales son las consecuencias más frecuentes en los perritos, las que los podrían llevar a la muerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *